Un bosque con corazón

Me preguntaron ayer que cómo era posible que hablara tanto del bosque estando tan lejos, ahora vivo en Lisboa.
.
Nuestro bosque, respondí, es un bosque mágico. Fíjate si será mágico que tiene hasta corazón. Un corazón integrado y compuesto por todos los corazones de quienes lo llevamos en el corazón.
.
Si bien el bosque, nuestro bosque, partió de un espacio físico y real… Hoy en día lo de menos es el lugar, el sitio. Lo verdaderamente importante es lo que significó en su día para el autor del relato y lo que representa quince años después para todos nosotros. Un cambio de vida. Esa es la verdadera esencia del bosque. Hemos cambiado y crecido espiritualmente llevando el bosque dentro de nuestros corazones.
.
¡Paz y armonía para todos!
.
© Pedro Blanco

No hay comentarios: