No somos sólo un blog


Si la gente pensara un poco más antes de hablar, qué bien nos iría a todos.
Algunos son tan displicentes que, la verdad, dan ganas de salir corriendo. Años atrás hubiera podido pensar que, como no somos conocidos, era culpa nuestra. Pero, hoy en día, tras dieciséis años de dar la barrila quien no conoce nuestro bosque es porque realmente vive en su mundo. Me refiero, claro está, en estos entornos del apoyo emocional y la vida alternativa. Aun así, entendámonos, una cosa no quita la otra. Puedo comprender, y comprendo, que existan dudas del tipo que Manel aclara en este post: Tanto monta, monta tanto. Pero poco más, principalmente porque basta teclear en Google nuestro nombre para que salgan toda una retahíla de enlaces a la web, los blogs, redes sociales, etc. Juntos y separados, añadiría. Porque esa es otra, todos y cada uno de los que formamos parte de este magnífico entramado citamos en nuestros respectivos perfiles nuestra vinculación tanto a Valdelicea como a El Bosque de Armonía. Por no hablar también de los cientos y cientos de escritos de nuestro querido patrón. 
Como diría el aludido: «Resumiendo, si me buscas me encontrarás».
© Charly Mendoza

No hay comentarios: